La fabricación aditiva en la industria es un nuevo concepto de producción que está revolucionando los procesos productivos más tradicionales. La fabricación aditiva ofrece un gran número de ventajas a la fabricación de piezas y utillaje, sobre todo si se compara con las máquinas por control numérico (CNC).

 

La fabricación aditiva está siendo usada para la producción de piezas en sectores como el de salud, desde piezas médicas hasta implantes dentales, pero también en sectores como el aeroespacial, automoción o ferroviario. Uno de los sectores donde esta nueva tecnología se está iniciando es el mecanizado y máquina herramienta, puesto que ofrece grandes ventajas en cuanto a tiempo y costes y esto otorga a las empresas una gran ventaja competitiva.

 

  • Rapidez, gracias a la reducción de procesos intermedios en la creación de producto, las piezas se obtienen con una mayor rapidez que si fuera producida con métodos tradicionales, como fresado, torneado o moldeo.
  • Perfección, la fabricación aditiva logra una producción de piezas geométricas perfectas, piezas que son difíciles de conseguir con otros métodos tradicionales.
  • Personalización, esta tecnología permite adaptarse a las necesidades del cliente, mercado o empresa, ofrece “libertad de forma” puesto que permite responder a la demanda del momento.
  • Reducción de desperdicio, y por lo tanto, optimización de recursos productivos, puesto que puede considerarse cuánto material añadir y no cuánto quitar. Esto conlleva producir de una manera más sostenible gracias a la reducción de desechos.

 

La impresión 3D ofrece una alternativa a los procesos tradicionales, disminuye los tiempos de producción en piezas y utillaje y además reduce los costes, mientras que elimina al máximo posible el desperdicio de materias primas.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.