La industria 4.0 o también llamada la cuarta revolución industrial es un elemento fundamental e imprescindible para los negocios, puesto que los entornos en los que se mueven están sumergidos en está. Así que, no comprender las tecnologías 4.0 sería sinónimo a perder oportunidades de negocio. 

La cuarta revolución ha llegado para revolucionar la industria de la fabricación y la producción, la automatización y el intercambio de datos, permitiendo mejorar la manera en que las empresas operan.

Esta cuarta revolución trae un nuevo paradigma de trabajo que no solo cambiará las herramientas tecnológicas que se utilizaban hasta el momento, sino también los procedimientos de trabajo y, consiguientemente, los recursos humanos de una empresa, la forma en que interactúan entre ellos, piensan, diseñan, se comunican, producen… En definitiva, la transformación digital implica un cambio social y empresarial que viene dado por nuevas herramientas tecnològicas.  

Prácticamente todos sectores, directa o indirectamente, sufrirán esta gran revolución. Se estima que en tan sólo cinco años algunos sectores, como el aeroespacial o manufactura, pasaren del 35% en adopción de estas tecnologías al 76%.

Dicha revolución comprende herramientas tales como:

  • La fabricación aditiva, permite fabricar prototipos o piezas hiper personalizadas a partir de la superposición de materiales en capas, a través de un diseño y sin necesidad de tener un molde, simplemente con un ordenador, un software y una impresora 3D. Son muchas las marcas de impresoras 3D con una calidad excepcional, HP, Makerbot y Discovery 3D Printer son tres ejemplos de ello.
  • La Realidad Aumentada consiste en la combinación del mundo real con el mundo virtual a través de la superposición de imágenes o elementos digitales sobre nuestra visión de la realidad, consiguiendo que estos puedan incluso interactuar con nuestro entorno. Plataformas como Vuforia permiten estas experiencias.
  • IoT (Internet of Things) se define como la agrupación e interconexión de dispositivos y objetos a través de una red, donde todos ellos podrían ser visibles e interaccionar. El objetivo del IoT es que cualquier máquina que pueda conectarse a Internet pueda interactuar con otras máquinas sin necesidad de intervención humana.
  • Machine learning que consiste en desarrollar procesos que permitan a las máquinas aprender por sí solas a partir de una serie de datos que se van introduciendo gracias a un instructor y el cual se ocupa también de corregirlos cuando estos van mal.
  • La Simulación, que nos permite virtualizar procesos para favorecer la anticipación, detectando puntos débiles o problemas, y eliminando actos no relevantes antes de su puesta en marcha. La simulación de procesos permite generar desde un aumento de la calidad hasta la reducción del tiempo de comercialización.
  • El Cloud Computing, una tecnología que nos permite tener todos nuestros archivos e información en Internet, sin preocuparse por poseer la capacidad suficiente para almacenar información en nuestro ordenador.  Algunas ventajas del Cloud computing pueden ser la reducción de costes, información en tiempo real, acceso a toda la información y mayor conectividad entre usuarios.
  • Finalmente, con el Big Data podemos buscar tendencias y recopilar grandes cantidades de datos, permitiendo que las empresas se puedan mover más rápido y de manera mucho más eficiente. Esto permite aprovechar mejor los datos y obtener de ellos nuevas oportunidades, como reducción de costes, mejor toma de decisiones y mejor capacidad para medir las necesidades de los clientes.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.