Local Motors es una empresa de automóviles y de tecnología disruptiva que pretende redefinir toda la industria. Mediante la creación de micro-fábricas localizadas que diseñan y fabrican automóviles directamente en la región en la que venden, la compañía ha logrado un modelo de negocio basado en la demanda y la fabricación en pequeños lotes.

El autobús que se conduce solo, Olli, impulsado por IBM, es un ejemplo de las brillantes ideas que surgen de esta empresa. Y es que Olli no es solo otro vehículo autónomo, sino que supone una nueva manera de pensar en el transporte. Par construir productos disruptivos como Olli, el equipo de Local Motors depende de herramientas para satisfacer sus necesidades de producción y prototipado en todas las partes del proceso, como por ejemplo la MakerBot Replicator+, una impresora 3D basada en la nube.

Con la ayuda y simplificación de la impresión 3D, los diseñadores industriales de Local Motors han sido capaces de reducir los costes de herramientas en un 50% y el tiempo de producción en un 90%. Parece increíble pero es muy cierto. Como resultado, sus ingenieros y diseñadores pueden focalizarse en lo que realmente importa: llevar a cabo las grandes ideas de manera rápida y eficaz al menor costo para obtener un ROI máximo.

No obstante, el proceso de pasar de la idea a la producción empieza mucho antes de que un archivo de diseño se envíe a una impresora; empieza con el software intuitivo de preparación de impresión, MakerBot Print.

Con una interfaz increíble y potente, MakerBot Print cuenta con una larga lista de funcionalidades. Entre otras, se incluye la importación de archivos nativos CAD, la disposición de placas de construcción automática y la posibilidad de guardar varias placas y ensamblajes de construcción como un solo proyecto.

Un ejemplo más que nos demuestra el enorme potencial que supone la impresión 3D para las organizaciones.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.