La gestión del ciclo de vida del producto (PLM) viene siendo anunciada como “la única versión de la verdad” para todos los datos relacionados con el producto y como la plataforma para gestionar todo el espectro de procesos desde la concepción hasta el momento en que se acaba la vida útil del producto.

Sin embargo, la realidad del alcance de PLM sigue siendo mucho más estrecha. A pesar de la su gran control en las etapas de diseño y fabricación y de un reciente aumento en los flujos de trabajo de servicios, el PLM aún no ha avanzado al final del ciclo de vida del producto, como una herramienta para optimizar su jubilación y recuperación. Con el PLM, y con él, el hilo digital más reciente, todavía tienen que conectarse a los procesos de fin de vida por una variedad de razones. Por un lado, hay mucho menos énfasis en estandarizar procesos para retirar productos y recuperar piezas y materiales en comparación con otras etapas, como facilitar órdenes de cambio de ingeniería o entregar mantenimiento proactivo. Al mismo tiempo, las prácticas de fin de vida varían mucho, dependiendo de la industria, la duración del servicio de producto y la empresa individual, lo que dificulta la formalización de procesos PLM específicos. Históricamente ha sido difícil obtener información de uso del cliente, y mucho menos determinar cómo y dónde recoger el producto al final de su ciclo de vida.

Aquí es donde entra en escena el IoT o Internet de las Cosas, esta tecnología está cambiando las normas del juego para expandir el alcance de PLM en los procesos de recuperación del producto. A medida que el número de productos inteligentes y conectados se multiplican, proporcionan un canal de retroalimentación para recopilar información sobre el uso del producto, ayudando a optimizar, por ejemplo, qué materiales se mantienen en condiciones ambientales específicas y sentar las bases para la mejora de la calidad.

PTC, que ha apostado su futuro como líder de la plataforma de IoT, también sostiene que los productos conectados y sus gemelos digitales (Digital Twins) correspondientes abrirán una gama de posibilidades para mejorar la recuperación del final de la vida útil y del producto. En consecuencia, la solución PLM de la compañía, Windchill 11 ya incorpora las características de conectividad de ThingWorx, la plataforma IoT de la empresa.

En Integral Innovation Experts somos especialistas en consultoría, implantación y formación del software PLM PTC Windchill. Si se está planteando a posibilidad de implantar una solución de este tipo en su empresa puede ponerse en contacto con nuestros expertos aquí.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.