Imagine el caso de un fabricante de dispositivos médicos que produce, entre otros dispositivos médicos, marcapasos. La escasez de una parte de su proveedor habitual le obliga a cambiar a un proveedor que la organización sólo ha utilizado en un producto diferente. Nunca ha tenido ningún problema con este otro proveedor por lo que no hay duda en usar sus componentes para completar el último lote de marcapasos.

Unos pocos años más tarde, un pequeño porcentaje de marcapasos en uso empiezan a funcionar mal. La pregunta es: ¿Será el fabricante capaz de identificar inmediatamente si los marcapasos con las partes del proveedor alternativo son los responsables o tendrá que inspeccionar todos los dispositivos puestos en el mercado hasta que pueda determinar la causa raíz – dañando la reputación de la empresa y causando miles de Dólares en daños en el proceso?

Gracias a la ingeniería digital, esto no tendría por qué ser así. Gracias a la definición digital del producto, una representación digital del producto que actúa como una sola fuente de verdad para todos los dispositivos, ayuda a comprender mejor los productos, los procesos seguidos para diseñarlos y fabricarlos, y los sistemas utilizados para administrar y archivar estos datos. Tener todos los datos de los productos de varios sistemas empresariales consolidados en una sola definición facilita enormemente la trazabilidad de productos digitales.

La trazabilidad de productos digitales es la capacidad de rastrear toda la información sobre un producto a lo largo de su ciclo de vida: desde el requisito inicial hasta el diseño del producto, la fabricación y finalmente en el mercado. Al mantener este hilo digital de información, las partes interesadas son capaces de mirar hacia atrás en la historia de un producto pudiendo determinar el origen de los problemas que surgen más tarde en el ciclo de vida. También permite mirar hacia adelante para determinar qué tipo de impacto tendrá una modificación en el producto — lo que significa en el ejemplo anterior, cuando se hizo por primera vez la sugerencia de utilizar el otro proveedor, equipos de procesos posteriores como fabricación habrían sido alertados y tendrían la oportunidad de revisar las características de las partes del otro proveedor — dándose cuenta de que no cumplían adecuadamente los requisitos y habrían abandonado el intento de utilizarlo.

Con la trazabilidad de productos digitales, una única solución conectada proporciona trazabilidad entre los modelos de sistema, requisitos, CAD y datos de producto. La administración del cambio se utiliza para actualizar la información a medida que pasa por el ciclo de vida, y los resultados de los análisis de causa-raíz de la Acción Correctiva y Preventiva (CAPA) se utilizan para identificar la intención detrás de los cambios y requerimientos del diseño.

Los beneficios de la trazabilidad son fundamentales para el éxito del negocio. La rastreabilidad de producto digital garantiza el cumplimiento de los estándares de la industria — especialmente importante para industrias como la industria de dispositivos médicos —, y reduce el riesgo al mejorar la calidad de la especificación del producto y la gestión de pruebas. Además, mejora la protección de la propiedad intelectual. Otros beneficios incluyen la reducción de los costos debido al incumplimiento y el costo de mala calidad (CoPQ). Por último, la trazabilidad estimula el crecimiento de los ingresos mejorando los diseños de próxima generación con visibilidad del rendimiento de los productos en el mercado y con un análisis de impacto eficiente para los cambios de requisitos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.