edge_computing

El concepto “Edge Computing” hace referencia al procesamiento de datos en el “edge” o borde, el lugar en el que los objetos físicos o “cosas” del Internet de las Cosas se encuentran con la red de comunicación, es decir, los sensores que incorporan los objetos conectados. Ante la proliferación de objetos conectados y la expansión del IoT, surge la duda de si el procesamiento y análisis de los datos recogidos por los sensores debería hacerse de forma local en el emplazamiento en el que se encuentran los sensores o si estos deberían ser enviados a centros de datos.

El hecho de procesar los datos localmente no es nada nuevo, es como se ha llevado haciendo antes del despliegue de la red de conectividad actual. La novedad que introduce el “Edge Computing” es la combinación del procesado de los datos local con las capacidades Cloud de los nuevos sensores ofreciendo la forma de trabajar más eficiente. Todo este proceso de distribución, análisis y almacenaje de datos se lleva a cabo de la manera más óptima sin que los usuarios noten ningún cambio en el proceso. Para tomar esta decisión, sobre dónde es mejor hacer el procesamiento y análisis de los datos, hay dos factores principales a tener en cuenta:

  • El coste: transportar los datos a través de la red y su almacenaje en centros de datos, ya sean internos o externos, tiene un coste que las empresas deben tener en cuenta. Cuanto más remoto sea el sitio de captación y mayor sea la cantidad de datos, el coste de transmisión y almacenaje será superior. Por lo tanto, en el caso de que los objetos conectados están a gran distancia y generen una gran cantidad de datos, será más eficiente realizar el procesamiento de y análisis de datos de forma local.
  • El tiempo: la rapidez es un factor clave que condiciona las decisiones de muchas empresas por encima de los costes económicos. Para ello se debe analizar cuanto se tarda en hacer llegar los datos a su destino y en hacer su análisis posterior y valorar si sale a cuenta llevar a cabo este proceso de forma local.

El “Edge Computing” ofrece rapidez a un coste reducido, pero necesita de una herramienta de acceso remoto para que todos los interesados puedan acceder a la información. Se trata de valorar la relación coste-beneficio de cada caso particular para ver cuál es la mejor opción.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.