realidad_aumentada_industrial

Con la Cuarta Revolución Industrial en pleno desarrollo, las empresas fabricantes no para de oír el listado de tecnologías que deben implantar en sus procesos de trabajo para adaptarse a los cambios y pasar a formar parte de la llamada Industria 4.0. Para poder hacer una valoración fundamentada sobre la implantación de estas nuevas tecnologías, las empresas industriales deben tener claros tanto los retos como los beneficios que supone adoptarlas e incorporarlas en sus procesos de trabajo, por eso en este post veremos los beneficios que aporta la Realidad Aumentada a los entornos industriales.

El IoT (Internet of Things) o Internet de las Cosas, otra de las tecnologías protagonistas en la Industria 4.0, genera una ingente cantidad de datos que necesitan de un proceso de análisis y selección  para convertirlas en información realmente utilizable. Ante esta situación, la Realidad Aumentada es un buen medio de consumo de toda esta información, de otro modo esta quedaría en un archivo digital sin ser aprovechada por la mayoría del personal. Por lo tanto, la Realidad Aumentada es la pareja perfecta de las soluciones IoT complementándolas para sacarles el máximo partido. El impacto de esta nueva forma de absorber la información en las empresas va desde la formación y realización de las tareas por parte de los operarios a la forma de dar servicios a los clientes.

Gracias a esta nueva manera más efectiva de transmitir información, la formación de los trabajadores gana en calidad y efectividad. Con las capacidades de simulación que ofrece la Realidad Aumentada, los trabajadores tienen una experiencia real durante su formación entendiendo mejor las distintas situaciones que se pueden encontrar. Estas capacidades de simulación sobre objetos reales también ayudan a guiar a los operarios durante el proceso de producción y mantenimiento de la maquinaria industrial, gracias a esto tienen toda la información de lo que deben hacer en cada momento trabajando de una forma más eficiente. De la misma forma este tipo de instrucciones se pueden aplicar a la hora de instalar y configurar los productos en casa del cliente evitando errores y mejorando el servicio.

El principal reto para las empresas al implantar este tipo de tecnologías es el desarrollo de las aplicaciones que la harán realmente útil y que dependen del uso que le quiera dar la empresa.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.