industria_4.0Anteriormente hemos hablado de qué es el IoT y  de cómo los distintos tipos de empresas pueden beneficiarse de él. En resumen, gracias a la conectividad de la maquinaria industrial, las fabricas inteligentes permiten hacer los procesos más eficientes y evitar parones e incidencias con el mantenimiento preventivo y la comunicación entre máquinas y con los operarios. Para los fabricantes de Smart Connected Products, es muy importante capturar los datos que los productos les envían para incorporarlos al proceso de diseño y hacer un control de garantías y mantenimiento.

Ante esta nueva situación, los departamentos IT de las empresas necesitan hacer grandes cambios adaptando sus estructuras informáticas para la recepción y análisis de la gran cantidad de datos que el Internet of Things produce. Por eso, en este post veremos cuatro pasos que el IT debería tomar para adaptarse a estos cambios:

1. Potenciar la colaboración IT/OT

Las organizaciones de Tecnología Operacional (OT) acostumbradas a trabajar en entornos propietarios y cerrados, necesitarán que las organizaciones de IT les ayudan a lidiar con la gran cantidad de sensores y dispositivos open source que formarán el Internet of Things. Se debe asegurar el buen funcionamiento conjunto de dispositivos distintos, con distintos softwares y distintas versiones de una aplicación, por eso los departamentos de IT deben participar en el diseño de los productos desde el inicio, no apareciendo al final para añadir sus soluciones a un producto ya hecho.

2. Aprender a afrontar lo que los usuarios consumen

Las organizaciones IT no deben tener en cuenta solo los sensores empresariales, sino que también deben tener en cuenta lo que los consumidores llevan colgando de la muñeca, como los smartwatch, o lo que tienen en casa, como los termostatos. Para las empresas estos datos son vitales, pero deben tener en cuenta la estructura necesaria para acceder a ellos y almacenarlos, así como las implicaciones de seguridad y privacidad que supone.

3. Involucrarse en I+D

Hace falta incorporar los perfiles de IT en el desarrollo de  nuevos productos y planes de negocio, de esta forma el proyecto ya nacerá teniendo en cuenta las limitaciones y estructura que necesitará y se garantizará un mejor funcionamiento. No es lo mismo adaptar un producto a la conectividad que diseñar un producto conectado.

4. Mantenerse al frente

Internet of Things es una tecnología que se está implantando a gran velocidad y las empresas deben sumarse a ella de una forma rápida, pero siempre teniendo en cuenta los restos y riesgos que presenta y con un buen plan de negocio que respalde los proyectos. Para llevar a cabo estos proyectos la implicación del equipo de IT es clave.

En conclusión, el Internet of Things representa una gran oportunidad para las empresas que deben involucrar a sus equipos de IT desde el inicio de los proyectos para asegurar su éxito y su máximo rendimiento. Para más información sobre IoT y los beneficios que le aporta a su empresa, contacte con nosotros aquí (enlace a nuestra web).

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.